Perder peso: ¿Es lo que realmente necesito?

 

 

Ya está llegando el buen tiempo, el calorcito, los días son más largos y a todos nos apetece sentirnos bien con nosotros mismos y poder salir a la calle sin temor a que todas esas “imperfecciones” que nosotros nos vemos, salgan a la luz.

 

Esto hace que empecemos con nuevos propósitos:

· Voy a empezar a comer mejor
· Voy a renovar mi vestuario de primavera- verano
· Voy a empezar a salir a correr o apuntarme al gimnasio.
 

Esto es lo que percibo estos meses en la consulta o cuando hablo con familiares y amigos, pero ¿es esto lo que realmente necesitamos?

 

Pues me da mucha pena decir que en la mayoría de casos no lo es, es decir, claro que nos van a venir bien todas esas medidas para cuidarnos y querernos un poco más, pero lo que yo veo es que al final esto no es más que un parche, un remedio que dura unos meses y que después el problema reaparece y a veces incluso más grande, porque al incremento de peso o pérdida de masa muscular se une al sentimiento de culpabilidad y fracaso.

 

“Es importante atajar el problema desde la raíz, y esto significa profundizar en las emociones y en el entorno en el que vivimos”
— Sara Carratalá. Alimentación consciente y salud integrativa

 

Esto es lo que trato de explicar y hacer ver a las personas que contactan conmigo o vienen a mi consulta. Es importante atajar el problema desde la raíz, y esto significaprofundizar en las emociones y en el entorno en el que vivimos, para así poder conocernos mejor y entender lo que de verdad estamos necesitando.

 

Es normal que a veces las personas pensemos que lo que necesitamos es perder peso o mejorar nuestra figura, ya que esta sensación de rechazo hacia uno mismo hace mucho daño, pero la experiencia me ha enseñado que en la mayoría de casos esto solo nos lleva a un círculo vicioso de control-descontrol y a un mayor rechazo hacia nosotros mismos.

 

Para mí, lo que en realidad necesitamos es aprender a querernos y a respetarnos tal cual somos, entendernos e incluso perdonarnos por no hacer siempre las cosas de manera perfecta. Entender que nosotros no hemos elegido nuestra genética, nuestro nivel de educación alimentaria, nuestra educación alrededor de la mesa o nuestras  experiencias pasadas. Todo esto nos viene así, sin pedirlo, y se trata de tener la suficiente inteligencia emocional para sobrellevarlo todo y para aprender a tomar decisiones desde la calma, el autocontrol, y la conciencia, y no desde el impulso o caer en comer con el piloto automático.

 

Y bien, ¿con todo esto te quiero decir que las dietas no valen para nada y que lo único que hacen es daño a las personas? Pues no exactamente, como Dietista-Nutricinista no me puedo meter en el grupo de las “anti-dieta” ya que considero que en algunas ocasiones es muy importante ponerte en manos de una persona especialista para que te guíe y te explique por qué es mejor hacer las cosas de una determinada manera y no de otra.

 

“Muchas personas han sufrido mucho por la condena que suponen las dietas milagro”
— Sara Carratalá. Alimentación Consciente y Salud Integrativa

 

Sin embargo, también considero que muchas personas que han sufrido mucho por la condena que suponen las dietas milagro, o por ponerse en manos de una persona no cualificada o no preparada para poner una dieta y hacer un seguimiento en condiciones.

En estos casos es mucho mejor olvidarse de seguir un plan determinado de alimentación, al menos por un tiempo, y comenzar soltando todo el lastre, el miedo, el rechazo y la culpabilidad que supone todo lo relacionado con el peso, la imagen corporal y la alimentación en general.

 

Por todo ello, estoy yo en este camino, el de la alimentación consciente y la salud integrativa, para tratar de guiar a las personas y ayudarles a encontrar el bienestar y la paz interior entorno a este tema.

 

 

Para ello, el 8 de mayo comienza la segunda edición del curso Mindfulness aplicado a la Alimentación, un curso que te garantizo que no pasará desapercibido por tu vida y que marcará un antes y un después en tu manera de ver la alimentación y tu relación con la comida.

 

Tienes toda la información del curso aquí,  y si te interesa el tema estás de suerte porque aún quedan algunas plazas.

Una última buena noticia:

Aún puedes aprovechar la oferta

El 8 de Abril terminó el plazo para inscribirse con un precio reducido, pero aún puedes aprovechar la oferta:

 

Si te apuntas con otra persona los dos recibiréis

el precio reducido

 

Te animo de verdad a dar el paso, estoy segura de que no te arrepentirás y que agradecerás poder incorporar todas las herramientas tan valiosas que aprenderás en el curso para aprender a quererte, cuidarte y afrontar la vida con otros ojos.

 

Estoy deseando compartir contigo este maravilloso viaje.

 

¡Espero saber de ti muy pronto!


Recuerda que tienes toda la información del curso aquí y que si aún te quedas con dudas puedes contactar conmigo sin problema desde aquí 

 
 
Sara Carratala